No cabe duda, que el término “tiempo” en el ramo de la publicidad es diferente al “tiempo” en la vida natural y cotidiana.

Un locutor y la locución como tal, no quedan exentos de esto. Por ello se deben contemplar “tiempos” reducidos, esto quiere decir por ejemplo; si les es solicitada una locución en las próximas 24 horas, se debe identificar que son horas laborales, en otras palabras, son horas reales 16 horas o menos. Otro ejemplo, si se solicita un casting, usualmente es de manera urgente, la palabra “urgente” dicta que debe ser entregado dentro de las próximas 2 horas, como rango máximo.  

También es real, que locuciones o castings solicitados, deben ser entregados dentro de los días y  horas laborales de la agencia solicitante, no el horario que tenga “libre” el locutor, o cuando  tenga “tiempo”.

 

#ODGLocutoresMéxico 

@ODGLocutoresMx 

http://odglocutoresmexico.com